Aulas Macondo

ESPERANDO EL TIMBRE

El miércoles 25 de enero, nuestra biblioteca se convirtió en un aula interactiva donde cuatro brillantes actores, siempre acompañados de su director, mostraron a nuestros alumnos el drama, la tortura, la angustia que pueden suponer las (j)aulas en las que cada día pasan seis horas. Si no nos comprometemos y tomamos conciencia de lo que suponen nuestros actos, con una participación activa en la construcción de un entorno más justo y seguro seremos cómplices de lo que sucede a nuestro alrededor.

Sois inimputables pero no inocentes” decía el orientador interpretado por Jordi. Ahí reside el meollo de la cuestión. 

EL MONÓLOGO MÁS IMPACTANTE

El agresor, la víctima, el observador mudo, el que mira y no quiere ver, el que consiente, el que ayuda volviendo el rostro y mirando hacia otro lado. Todos son analizados y cuestionados en esta obra de teatro que tanto hizo reflexionar a nuestros alumnos y a la que se entregaron como si en ese espacio y a esa hora todo fuera real. Otra de las magias del teatro.

Los alumnos de 4º C, durante la clase de Valores éticos, han querido compartir algunas de sus impresiones, valorando qué les supuso esta experiencia y cómo pretenden incorporar a su día a día los aprendizajes adquiridos con la misma

Khadija: Nos han enseñado a no ser violentos, a hablar con respeto , y contestar a los profesores de buena forma y la adecuada y no faltarles el respeto.

Aaron:  Me ha enseñado que tenemos que hablar y ayudar ya que podemos ser cómplices sin saberlo.

Maya: Que no tenemos que reír las gracias a los “listos” de clase, porque crecen y hablan peor y tratan aún más. Creo que representaron muy bien lo que pasa.

Alba: Evidentemente no hay que insultar ni agredir a nadie, es un tema del que no se habla mucho, cosa que está muy mal porque hay gente que no se da cuenta de que hace daño a los demás.

Bianca: Yo creo que la mayoría lo hemos incorporado sabiendo hablar las cosas, sin violencia y con respeto.

Jorge: La actuación estuvo increíble, me encantó y nos enseñó a ver la sociedad de hoy en día, es decir, que con el móvil y una grabación de cualquiera puedes hacer mucho daño como enseña en la obra y por hacerse el guay alguien tiene que hacer daño a otro y eso no está nada bien.

Rubén: En lo personal opino que esta obra estuvo muy bien, los actores no pudieron hacer un mejor papel, fue muy interactiva, entretenida y educativa, creo que además deberíamos ver más teatro como este y este tipo de teatro debería ser más popular. 

Cristina: Esta actuación me hizo sentir como si formara parte de ella, y como si realmente estuviera pasando de verdad, se meten mucho a su papel y tienen mucha profesionalidad , me hizo reflexionar en cómo la gente hace cosas inconscientemente simplemente porque no sabe el dolor que puede causar a esa persona, por diversión y por burla sin pensar en las consecuencias que puede traer tanto para ella como para la otra persona. Fue todo muy personal y dinámico, esa idea de interactuar con el público e improvisar a base de la gente es una idea muy original y divertida, nos ha dado una experiencia y una escena que aunque lo evitemos o ignoremos pasa mucho y nunca nos dimos cuenta del daño que hace y cómo evitamos esas situaciones , nos demostró  que si de verdad quieres que eso no pase tenemos que evitarlo aunque te tomen como el “chivato” y tenga el miedo de que le pase lo mismo.

Rocío: Actuaron super bien, poca gente puede hacer eso delante de unas 50 personas, y aun así salierles genial. Creo que todos nos metimos un poco en el papel e identificarnos con cosas que hacían o decían. Había veces que por lo menos a mí me daba algún escalofrio por algún grito que pegaban cuando discutían.Por más que nos digas que las actitudes que tuvo el chico son malas y vengativas y no se deben hacer mucha gente lo va a seguir haciendo aunque en ese momento diga que no se debe de hacer  porque nos hace gracia el tonto de la clase que insulta o hace el tonto para llamar la atención pero eso luego tiene consecuencias. Mucha gente no diferencia entre broma e ir a hacer daño.

Ismael: El teatro me ha parecido muy interesante y bastante entretenido, ya que nosotros hemos formado parte del teatro, y tener nuestro “primer contacto como actores”. A la hora de experimentarlo en mi vida, he aprendido que nosotros podemos ser culpables sin  darnos cuenta. Y que nosotros podemos impedir cosas que pasan a nuestro alrededor y por eso somos conscientes de hacer algo. Aparte de todo eso he aprendido a que la violencia no lleva a ningún lado. Hoy por ejemplo, he insertado algo en mi vida que aprendí en el teatro, cerraron la puerta del¿? y yo lo impedí y gracias a ello no nos pusieron un parte porque estaban perturbando a un alumno y gracias a la lección que aprendí en la obra nos salvamos de una buena .

Santiago: El teatro nos enseña que el bullying es algo malo y la verdad es algo que ya tenía inculcado en mi manera de ser e igual con lo de no ser cómplice ni espectador, aunque esto me llena de esperanza en que otras personas que no sabrían qué hacer ahora estuvieran motivados para poder hacer frente a las personas que hacen bullying.

Jadiel: Yo lo he aplicado en mi día a día,  en no tener conflictos ser respetuoso no tener mal trato, no hacer bullying por esto yo lo aplico a mi vida y fue lo que más me gustó del teatro y de esta manera lo aplico a mi vida.

Jasser: Me encantó el teatro, porque participé en él y se sintió casi real. El aprendizaje escolar me ha ayudado a ser alguien en la vida y a saber lo que está bien o mal.                       

Marta: Fue una experiencia muy interesante, ya que era diferente al resto de teatros que hemos visto porque era como si formáramos parte de la obra.

Rodrigo: Mejorar el trato entre nosotros para evitar ese tipo de problemas, intentar contar los sucesos graves que pasen a nuestro alrededor para intentar ayudar a los demás. Observar a los demás para intentar ayudar con los problemas de las personas o avisar de ellos.

Diego: Actuaron muy bien y me parece que poca gente puede hacer funciones tan buenas siendo tan jóvenes y yo creo que nos metimos bastante en la historia. Aunque lo que hizo el chico esté muy mal y sean actitudes que no se tenga que hacer va a seguir ocurriendo y es muy difícil de controlar ya que con las redes sociales es mucho más fácil que ocurra el acoso, además hay gente que no sabe diferenciar hacerle una broma a alguien y cuando empiece a ofenderle pero la  mayoría de la gente no para por mucho que se lo digan.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s